¿Porqué el PC?

Es decir, ¿porque se convirtieron en los ‘estándares’ de la informática personal el PC y Microsoft si en los inicios de los ordenadores personales había mas (y mejores) opciones?

Esto no pretende ser una reseña histórica estricta ni mucho menos, solo es una reflexión (la mía) sobre la historia reciente de los ordenadores personales según mi propia experiencia.

Hace muchos, muchos años…

(bueno, no tantos pero el desarrollo tecnológico avanza muy de prisa) como decía, hace años, cuando yo iniciaba mis estudios universitarios había grandes ordenadores en las universidades y grandes empresas y en el otro extremo existían las calculadoras electrónicas programables y las maquinas de videojuegos para enchufar a la tele (una caja con dos mandos  para jugar al ping-pong y poco mas) pero la tecnología en desarrollo iba camino a hacer que se encontraran estos dos extremos en el ordenador personal.

Se desarrollaron los microprocesadores y a partir de ellos se fabricaron ordenadores completos con teclado, que usaban principalmente una televisión como monitor. Y había competencia, surgieron muchos modelos, Apple fue uno de los pioneros y desde entonces marcó diferencias creando un estilo propio camino del elitismo que mantiene porque sigue marcando tendencias, aparecieron también los Atari, los Spectrum, Commodore, TRS80 (Radioshack) y muchos otros mas. En el lado alto del precio se posicionó IBM con su PC (Personal Computer) orientado a los ‘negocios’ basado en aplicaciones como Visicalc, la primera (creo) hoja de cálculo y Wordstar como procesador de texto, del resto, la gran mayoría de fabricantes basaban su estrategia de ventas en los videojuegos y todos incluían un entorno de programación en Basic.

Cuando tuve recursos suficientes para comprarme mi primer ‘microcomputadora’ (que así se les denominaba en mi pueblo) como es habitual leía artículos de revistas especializadas y propaganda de los muchos modelos disponibles para buscar la mejor relación calidad/precio y el PC de IBM no era ni con mucho una opción que recibiera muchos puntos para un usuario ‘doméstico’, era un ordenador caro y tecnológicamente era una máquina que ofrecía calidad (calidad IBM) pero muy pocas, por no decir nulas, prestaciones multimedia (videojuegos).

Me decidí por un Atari 128xe que, en esos momentos, era una muy buena máquina, utilizaba el mismo procesador de las primeras Apple (el 6502, considerado por muchos mejor que el Intel que usaba el PC) y sus características multimedia eran de las mas avanzadas del momento y las ventas impulsaban a programadores a sacar al mercado versiones para Atari de los mejores videojuegos del momento, en los kioscos (en esos años vivia en Londres) se encontraban regularmente al menos dos revistas especializadas solo en ordenadores Atari.

Todos estos micro-ordenadores en el mercado tenían cada uno su propio sistema operativo y (casi) todo el software estaba protegido contra copia, el único software ‘libre’ era el que se publicaba en las revistas y que había que teclear linea a linea, existía también un sistema operativo (CP/M creo recordar que se llamaba) mas o menos genérico que funcionaba en varios modelos de microordenadores, también por supuesto sujeto a licencia y protegido, no era libre. Programas como Wordstar o Visicalc (o equivalentes) se desarrollaron para distintas plataformas, eran caros, protegidos contra copia, pero estaban disponibles para ordenadores como los Atari. Amstrad hizo muy popular un equipo de procesamiento de texto que era un paquete que incluía un microordenador, monitor dedicado e impresora matricial mas el software especifico para su plataforma de procesamiento de texto.

El PC de IBM utilizaba el PC-DOS (o MS-DOS) desarrollado por Microsoft y este solo funcionaba en estos equipos, y francamente no recuerdo que este tándem ofreciera ventajas reales sobre ninguna de las otras plataformas.

Entonces ¿porque el PC y Microsoft se convirtieron en los estándares de la informática personal?

Esta es la parte tragicómica de la historia, porque la única razón que encuentro para que estos dos se convirtieran en los estándares de la industria es que ¡SE PODÍAN COPIAR! Es decir, se podían fabricar ordenadores ‘compatibles’ con el PC (o clónicos) y el MS-DOS se distribuía sin protección contra copia, estaba sujeto a licencia pero SE PODÍA COPIAR fácilmente.

Moraleja: … ¿Hace falta escribir la moraleja de esta historia?

Saludos,

J.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: